Y un día no separamos (una historia de crecimiento orgánico)

Hasta aquí…

Comenzamos el proyecto con un equipo completamente nuevo. Según pasaron las iteraciones nos fuimos consolidando como equipo a la vez que sumamos nuevos miembros. De esta forma llegamos a completar la iteración 12 siendo 14 personas. Suficiente, hora de separarnos.

Previamente, allá por la iteración 7, había contado de la previsibilidad de este equipo, un propiedad que el equipo logró mantener a pesar de seguir creciendo. En términos generales, analizando las 12 iteraciones, vemos que la diferencia de trabajo planificado vs trabajo completado no supera el 18%. Esto significado que si este equipo planifica entregar 10 ítems, hay altas probabilidades que al final de la iteración haya completado al menos 8 ítems. El siguiente gráfico muestra el trabajo planificado vs. el trabajo completado para las últimas 3 iteraciones.

Creo que esta característica de previsibilidad es en gran medida consecuencia de un trabajo disciplinado y un crecimiento orgánico.

Algunas métricas de lo realizado hasta aquí:

  • 45 releases a producción
  • 6 meses de trabajo iterativo
  • 382 casos de prueba automatizados que incluyen pruebas unitarias, de integración y aceptación
  • Una cobertura de código superior al 80%

De aquí en más…

Separamos el equipo y separamos el código para permitir que cada equipo sea lo más autónomo posible, pudiendo regular su velocidad delivery sin dependencias. Cada equipo trabajará enfocado en su (sub)producto con sus propios repositorios, infraestructura, microservicio y microfrontend.

Ahora el gran desafío es ver si podemos lograr que ambos equipos mantengan el nivel de efectividad y desempeño logrado hasta el momento.

En un par de meses les cuento.

Adaptación online del Kanban Pizza Game

El Kanban Pizza Game es una actividad tipo simulación, utilizada para enseñar los principios Kanban e implica el trabajo con materiales de librería (papel, tijeras, pegamento, etc). Usualmente utilizamos esta actividad en la clase Lean/Kanban en MeMo2.

Ayer dimos esta clase y ante la imposibilidad de hacerla en forma presencial, debido a la situación de pandemia, decidimos adaptarla para hacerla en forma online. Para ello utilizamos la herramienta Miro.

La actividad salió muy bien, los alumnos dieron feedback muy positivo. Para los interesados aquí publicamos una breve guía de como preparar y facilitar la actividad.

No más cursos de TDD

Estaba escribiendo una respuesta a un tweet en un hilo sobre developer testing y espontáneamente tuve esta revelación: no dictar más cursos de Test-Driven Development.
Si bien no lo tenía listado en mi catálogo de cursos, tenía un curso de TDD que venia dictando en forma privada a pedido de algunas empresas. Pero ya no más. La cuestión es simple: TDD es muy difícil de aplicar en proyectos de complejidad no trivial para gente que recién empieza con TDD y no creo que un curso de 1 o 2 días pueda bastar para que alguien aprenda la técnica y esté en condiciones de aplicarla en un proyecto no trivial apenas terminado el curso. Pero ojo, esto no significa que vaya a dejar de enseñar TDD. No, de ninguna manera. Simplemente voy a cambiar de estrategia: voy compartir gratuitamente un par de videos explicando la técnica (o incluso tal vez recomiende cursos de colegas) y luego ofreceré a los interesados trabajar conjuntamente en su proyecto para aplicar TDD.

Si bien yo uso TDD en mis proyectos, me llevó años y mucha perseverancia poder hacerlo una forma fluida y eficiente. Pero como he dicho más de una vez no considero TDD como una práctica de “efectividad universal”, a mi me resulta eficiente programar haciendo TDD, pero no significa que vaya a resultarle igual a todo el mundo. A mis alumnos les exijo que hagan TDD cuando programan para la materia porque es parte del plan de estudio. A mis compañeros de trabajo les sugiero que hagan TDD si es lo que hemos acordado como equipo, pero dependiendo del contexto me parece completamente válido que agreguen los tests a posteriori si no gustan hacer TDD.

Dicho esto, si quieren aprender TDD conmigo, no me consulten por cursos, contáctenme en privado y coordinemos directamente para hacer un par de sesiones de TDD sobre su proyecto.

DevOops! tal vez igual sirve

Hace un tiempo escribí sobre algunos malentendidos de DevOps en la práctica, hoy quiero compartir algunas otras situaciones a la luz de una definición formal.

De acuerdo a Len Bass y sus colegas del SEI DevOps tiene 5 pilares fundamentales:

  1. Operaciones como ciudadano de primera categoría en el proceso de software delivery
  2. Involucramiento de los desarrolladores en los incidentes productivos
  3. Un proceso formal de deployment
  4. Continuous Delivery
  5. Infrastructure as Code

Pero en la práctica veo que muchas organizaciones que:

  • Pasan completamente por alto los dos primeros puntos, son cuestiones casi “culturales” que no son triviales de cambiar.
  • Van directo al punto 5, incorporan herramientas para la automatización de infraestructura para lo cual contratan algunas nuevas personas, típicamente bajo del rol de “Ingenieros DevOps”. Hacer esto es muy más simple que pretender cambiar una estructura organizacional o un mindset.
  • El punto 4 lo toman solo parcialmente, invierten en la automatización de pipelines de despliegue (tarea que hacen los recientemente incorporados “Ingenieros DevOps”) pero ni noticia de la automatización de pruebas (claro, los DevOps no automatizan pruebas)
  • El punto 3 lo logran como un efecto colateral de la automatización de los despliegues.

El resultado dista bastante de la idea de DevOps de Bass, pero no es tan malo porque a pesar de ello representa una mejora radical respecto de la situación previa.

Continuous Delivery como una cinta transportadora

Hace un par de semanas en un reunión de trabajo mi colega Mariano explicó la práctica de Continuous Delivery como una analogía con una cinta transportadora y me pareció simplemente excelente.

Siendo estrictos con las definiciones Continuous Delivery implica Continuous Integration y Trunk-Based Development. Entonces:

  • El equipo hace commits pequeños, si hace TDD, posiblemente un commit por cada nueva prueba en verde.
  • Un funcionalidad/story requiere de varios commits.
  • Si el equipo trabaja simultáneamente en más de una funcionalidad es común que una funcionalidad se complete mientras otra está aún en desarrollo.
  • Si efectivamente hacen continuous delivery es posible que a penas se complete una funcionalidad se la quiera poner producción. Esto a su vez implicaría llevar a producción también las funcionalidades aún no completas.

De esta forma el proceso de continuous delivery es una cinta transportadora donde cada commit es como un paquete que uno pone en la cinta y la cinta lo lleva a producción.

Esto tiene un impacto muy grande en la forma del trabajo del equipo que obliga a tomar precauciones adicionales como puede ser el uso de feature toggles, de manera que si una funcionalidad no completa llega a producción, la misma pueda ser “toggleada/apagada”.