Un ejemplo de la fragilidad de los tests de UI

Ayer me enfrenté a un claro ejemplo de la fragilidad de los tests de UI. Resulta que hace un tiempo empecé a trabajar en una aplicación sin ningún tipo de tests y cuyo diseño hacía muy difícil generar tests unitarios y de componentes/api. Fue por ello que una de las primeras cosas que hice fue generar un set de pruebas de UI para tener algo de cobertura sobre los 3 flujos más críticos de la aplicación. Luego de un deploy a testing de una nueva versión, un test de regresión comenzó a fallar. Curiosamente el nuevo deploy no incluía ningún cambio que impactara directamente en la funcionalidad que el test cubría. Para sumar confusión a la situación, cuando corría tests en mi máquina, todo andaba perfecto, el fallo sólo se producía cuando el tests era ejecutado desde el build server.

Luego de un buen rato de troubleshooting, descubrí que habíamos tenido un cambio menor en un hoja de estilo, ese cambio hacía que cuando los tests se corrían en una máquina con una determinada resolución, dos elementos quedarán superpuestos haciendo que uno de ellos no fuera clickeable.

ui-fragil

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s