El comprimiso docente-alumno

Hace un par de semanas que el Algo3 empezamos a trabajar en el trabajo práctico final. Para ello les pedimos a  los alumnos que formen grupos y asignamos un docente tutor a cada grupo para guiarlos. El docente tutor juega distintos roles: por momento es líder, por momentos es cliente y por momentos es usuario.

En ocasiones suele ocurrir que los últimos dias antes de la entrega del TP los alumnos se desvelan programando y llegan a la entrega con las cosas no muy estables y con un estado físico que deja mucho que desear. Esto es algo por lo que yo también pasé en mi época de estudiante de FIUBA y es por eso que desde hace un par de cuatrimestre al comenzar el trabajo en el TP grupal tengo una charla bastante profunda con mis grupos para explicar el espíritu de la materia y en base a ello establecer una forma de trabajo ordenada para llegar a la entrega en forma óptima.

Mi objetivo es que al finalizar el TP los alumnos haya aprendido y aplicado los conceptos y herramientas vistas en el transcurso de la materia. A lo largo del desarrollo del TP procuramos trabajar en base a iteraciones semanales buscando el compromiso de trabajar con foco en un entregable de una semana a la otra (dicho entregable no siempre es código, puede que sea el diseño de algún módulo por ejemplo). A lo largo del TP manejamos 2 o 3 entregas formales que serian equivalentes a releases. En general para llegar a un release/entrega hay un trabajo de al menos 3 iteraciones. Como tutor intento que los grupos trabajen de forma fluida de modo de evitar tener una sobrecarga de trabajar sobre la fecha de entrega. Es más, siempre les digo no trabajar durante la noche anterior a la entrega: si la entrega es el jueves, el miércoles a las 22 a más tardar deberían congelar el desarrollo y en todo caso trabajar en detalles de presentación como correcciones ortográficas y cosas de ese estilo.

La cursada debe ser un win-win para el alumno y el docente. Yo como docente quiero que la mayor cantidad de gente posible aprenda lo que enseñamos en la materia, cuanto más aprobados y cuanto mejores las notas mejor es para el equipo docente. Al mismo tiempo, ¿que más quiere el alumno que aprobar las materia y aprender los conceptos de la misma?. De cara a esto es que aliento a los grupos que me escriban mails en caso de dudas en lugar de esperar a la clase presencial. Al mismo tiempo cuando recibo un mail intento contestarlo a la brevedad.

No le veo sentido y no me gusta que mis alumnos lleguen destruidos el dia de entrega. Claro está que si no aparecen en las clases, no mandan mails y pretenden aprobar el TP como paracaidistas voy a ser riguroso en la corrección. Pero al mismo tiempo si demuestran compromiso y los veo trabajar voy a tener una consideración absolutamente distinta, siendo incluso bastante flexible, por creo que no solo el conocimiento cuenta, sino que la actitud y la predisposición también son importantes.

Bueno, estas son algunas de mis ideas sobre la educación, tengo algunas más pero por el momento creo que esto es suficiente.

Un comentario en “El comprimiso docente-alumno

  1. Nico: que santas palabras las dichas aquí… Te pintó la reflexión de fin de cursada?
    Si me permitís esbozar una opinión, también seria bueno que se sepa de antemano la “velocidad” y “puntos” de ese trabajo para calificar a un grupo… Como bien decís, yo lo he vivido y he visto como para llegar al release (o entrega final) tuve que dejar de lado otras materias…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s