Repensando los trabajos prácticos

Si analizamos los trabajos prácticos que suelen hacerse en las carreras de informática como si fueran proyectos, veríamos que en general están planteados en términos de:

  • Alcance fijo: el docente define todo lo que hay que hacer y no negociable
  • Tiempo fijo: el docente indica la fecha de entrega, la cual generalmente tampoco es negociable
  • Esfuerzo variable: el docente no fija el esfuerzo que debe invertirse para completar el trabajo. Esto suena razonable, ya que habiendo fijado las otras dos variables es de esperar que esta sea ajustable.

Todos los trabajos prácticos que hice durante mi carrera de grado y postgrado fueron así y por lo que suelo hablar con mis alumnos, esto sigue siendo así. Duramente mucho años en las materias que estuve como docente también usábamos esta estrategia pero desde hace unos años hemos cambiado.

Actualmente en las dos materias de ingeniería de software que dicto utilizamos una estrategia distinta:

  • Esfuerzo fijo: les pedimos a los alumnos una dedicación semanal de 6 horas efectivas, extra clase por persona
  • Tiempo fijo: trabajamos durante 3 iteraciones, cada una de 1 semana de duración
  • Alcance variable: hay una lista de ítem/funcionalidades priorizadas y cada equipo estima y asume un compromiso en base a lo que consideran que podrán completar. Incluso si llegan a completar el compromiso, no tienen “penalización” de nota

Y particularmente en este cuatrimestre hicimos un primer trabajo práctico con las modalidad previamente descripta y tenemos un segundo trabajo práctico planteado de forma distinta:

  • Alcance fijo: está definido el conjunto de funcionalidades a completar
  • Tiempo variable: cada equipo decide cuando tiempo tomará para completar las funcionalidades. Trabajamos en iteraciones de duración fija, pero equipo decide la cantidad de iteraciones que utilizará. Idealmente creemos que el trabajo puede completarse 2 iteraciones, pero les damos a los alumnos la posibilidad de utilizar 4 o incluso 5 iteraciones
  • Esfuerzo variable: cada equipo elige cuanto esfuerzo pondrá en cada iteración. De esa forma en una iteración dada que coincida con fecha de examen de otra materia podrían poner poco esfuerzo y luego compensarlo en una iteración posterior.

Personalmente estoy muy convencido y contento con la estrategia TEfAv (tiempo y esfuerzo fijos, alcance variable). Y tengo mucha expectativa con este nuevo experimento de AFTEV (alcance fijo, tiempo y esfuerzo variable).

Un comentario en “Repensando los trabajos prácticos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.