El camino freelancer, parte 2: las cosas no tan lindas

El trabajar de forma independiente trae de la mano ciertos beneficios pero también algunas cuestiones no tan “lindas”, algunas de ellas conocidas y otras no tanto, sobre todo cuando uno viene de trabajar en relación de dependencia.

Debes encargarte de conseguir tus propios trabajos, ya no hay una organización que lo haga por ti. Este punto es posiblemente la mayor barrera para muchos que tienen la intención de iniciar el camino independiente. Personalmente creo que se percibe esta cuestión como mucho más difícil de lo que realmente es.

Debes encargarte de las cobranzas y finanzas. Cuando trabajas en relación de dependencia en general tu sueldo llega a comienzo de cada mes sin que tengas que enviar recordatorios ni andar persiguiendo a nadie. Cuando trabajas como independiente, dependiendo de quienes sean tus clientes puede que:

  • La persona que te contrata no es necesariamente la que te paga. Si tu cliente es una empresa puede que quien te contrate sea alguien del área de sistemas pero indefectiblemente quien te pagará será un área de proveedores o compras, gente que seguramente no te conozca y para quien serás posiblemente un proveedor más.
  • Los pagos los recibas en diferido, hay empresas que tienen políticas de pago a 30 días, o sea que: trabajas durante todo marzo, facturas a fin de marzo/comienzo de abril, pero cobras recién en mayo.

Debes encargarte de las cuestiones impositivas/legales, generalmente al trabajar en relación de dependencia tu empleador se encarga de la mayoría de estas cuestiones (al menos en Argentina), pero al ser freelancer estas por tu cuenta. Deberás contactar un contador para que te ayude con estas cuestiones o al menos para que te asesore inicialmente y luego llevar el tema tu mismo.

Debes planificar tus vacaciones siendo consciente de que puedes tomarte todas las vacaciones que gustes pero sabiendo también que durante ese período no generarás ingresos.

Se que todas estas cosas pueden sonar un poco abrumadoras, pero no lo son tanto y para que no pinte el bajón, en el próximo post prometo buenas noticias.

Continuará…

3 comentarios en “El camino freelancer, parte 2: las cosas no tan lindas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s