Definición de hecho y entrega limpia

En el contexto de los métodos ágiles suele hacerse mucho énfasis en la definición de hecho (definition of done). Esta definición puede variar dependiendo del contexto.

Personalmente desde que “vi la luz”, mi definición de hecho consistió en:

  • El cumplimientos de condiciones de aceptación de la funcionalidad
  • El cumplimiento de las convenciones de codificación
  • El visto bueno por parte del Product Owner

Obviamente en cada nuevo proyecto procuro revalidar esta definición tanto con mi equipo como con el cliente.

Sin embargo, hace unos años empecé a ir por más. Ese “ir por más” tiene que ver con no sólo cumplir la definición de hecho, sino también  con lograr una entrega limpia. La idea es simple aunque puede no resultar fácil de explicar. Para intentar explicarlo voy a describir un contra ejemplo que me tocó vivir recientemente.

Resulta que un cliente necesitaba de una herramienta para resolver determinadas cuestiones de su deber cotidiano, pero debido a ciertas restricciones de agenda no podía involucrarse de lleno en el desarrollo de dicha herramienta. Como yo venía trabajando con él desde hacía un par de meses y conocía en profundidad la problemática a resolver, acordamos que yo ocuparía el rol de product owner. La herramienta fue construida en un par de semanas por un equipo de su organización cumpliendo con todos los “chiches”  (pruebas unitarias, de aceptación, integración continua, alta cobertura, etc, etc).
Luego de 2 semanas de finalizada la construcción de la aplicación, mi cliente se dispuso a ponerla en producción para empezar a utilizarla y entonces….¡chan! El procedimiento de instalación no estaba claro al igual que algunos requerimientos de runtime, lo cual llevó a varias horas de troubleshooting hasta que finalmente la aplicación quedó operativa. Esto es un ejemplo de entrega no-limpia.

Es muy posible que la situación pudiera haberse evitado si la aplicación se hubiera puesto en producción al final de la primera iteración, pero diversas cuestiones llevaron a que eso no fuera posible. Pero si miramos la situación a la luz de la filosofia de entrega limpia, esta entrega no fue limpia. Una entrega limpia habría incluido los pasos detallados para puesta en marcha de la aplicación  y no sólo eso, sino que dichos pasos habrían sido probados para asegurar que fuera correctos.

La entrega limpia tiene que ver con dar ese paso extra que finalmente termina haciendo la diferencia y deleitando al cliente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s