Un caso real de conflicto entre atributos de calidad

Existe entre ciertos atributos de calidad una relación conflictiva. Un caso típico lo representan seguridad y usabilidad.

Una técnica común para implementar seguridad, es pedir al usuario el ingreso de una clave a la hora de realizar ciertas operaciones. En algunos casos, esta técnica se lleva al extremo pidiendo al usuario confirmación, re-confirmación e ingreso de clave, por operaciones que el usuario considera “triviales”. Esto suele fastidiar al usuario, el cual, con el fin de tener una mejor experiencia en el uso de la aplicación, termina desactivando las verificaciones de seguridad. Aquellos que han trabajado con Windows Vista es posible que hayan experimentado una situación de este estilo.

Esta semana viví otro caso similar: tuve que realizar unos tramites en la AFIP. Un portal tan seguro como anti-usable. Ventanas emergentes por todos lados, postback contantes, scrolls infinitos, etc, y casi nada de web 2.0. Pero más allá de esto resulta que la clave de usuario (llamada clave fiscal) tiene asociada un nivel de seguridad que habilita a realizar ciertas operaciones. En mi caso necesitaba realizar una operación que requería un nivel de seguridad de clave superior al que yo tenia. Entonces, me surgió la gran pregunta: ¿cómo hago para elevar el nivel de seguridad de mi clave? Respuesta: es un trámite personal que debe realizarse en una oficina de la AFIP, ja!

Ojo, esto no es una crítica a la AFIP, sino un ejemplo real del conflicto entre estos dos atributos de calidad: seguridad vs. usabilidad.

Algunas prácticas para organizar el trabajo

Hoy quiero compartir algunas prácticas para organizar el trabajo que cobran mayor relevancia cuando uno trabaja de forma independiente.

Establece horarios

Puede que al sentirte más dueño de tus tiempos terminés trabajando en cualquier horario, lo cual luego te lleva a comer en cualquier horario, lo cual te lleva a dormir en cualquier horario, lo cual te lleva directamente a un mal estado de salud.

Estaceble tu horario de trabajo dentro del horario comercial o a lo sumo sólo un par de horas defasado. Al mismo tiempo no te acostumbres a contestar mails de los clientes fuera de tu horario y si lo haces, escribelos, pero no los envies, no es bueno que los clientes se acostumbren a que les respondas en cualquier horario.

Evita el cambio de contexto

Cada cambio de contexto, requiere cierta adecuación lo cual disminuye tu productividad al tiempo que “va limando tu cabeza”. Esto lo vivo todos los jueves y me afecta al extremo. Un jueves típico, comienzo el día programando C#, luego doy clases en FIUBA con Smalltalk y finalmente cierro el día dando clases en UNQ con Ruby, al llegar a casa tengo menos cerebro que una lechuga.

Si trabajas en consultoría y debes visitar a tus clientes, intenta aprovechar al máximo cada visita. Yo generalmente intento particionar mi dia en 2 slots: mañana y tarde. Cuando agendo una sesión de trabajo con un cliente busco, dentro de lo posible, que ocupe todo el slot.

Planifica con anticipación suficiente

El planificar tus actividades con anticipación te permitirá acomodarlas mejor en tu agenda y prepararte apropiadamente para llevarlas acabo. Personalmente intento programar todas mis actividades con al menos una semana de anticipación y siempre intento a más tardar el viernes al mediodia tener definida mi agenda de la semana siguiente.